miércoles, 1 de junio de 2016

Tarta de queso curado y mesa dulce de mi sobrino

Hola hace mucho, muchísimo que no publico nada, pero estoy muy ocupada, ocupadisima!!!

A las cosas normales de casa y niños se añade que he empezado a hacer pequeños encargos para  comuniones, también la elaboración de la mesa dulce completa (parte comestible) de la comunión de mi sobrino (la parte decorativa corría de parte de mis hermanos) ahora os enseño fotos jejejej, que estrés!!!!!









Estas son algunas fotos de la mesa dulce que hicimos para mi sobrino, mi hermana quería, bueno y mi hermano y yo también que éramos parte de los integrantes de la decoración, que todo fuera en los mismos colores, elegimos azul, beig y blanco ya que el traje de comunión era de esos colores, así que manos a la obra.
Quería hacer dulces diferentes que no suelen tener otras mesas pues pensé en macarons, ya que parece que los voy dominando pues me vine arriba jeje los hice azul y beig todos rellenos de crema de cacahuete (receta aqui).


También quería hacer galletas personalizadas que suelen gustar a los niños, y las decoré con fondant y papel de azúcar con el mismo diseño que llevaba toda la comunión (los regalitos y cartel frontal de la mesa).



Además se me ocurrió hacer unos push cake que son algo diferente y podía llamar la atención de los peques, así que los haría sencillos bizcocho de vainilla y bizcocho de chocolate y cubiertos de nata. 



Hay que añadir que mi hermana queria que hiciera la tarta principal de la comunión y que ésta fuera de fondant (mi primera vez con fondant, creo que no me quedó tan mal aunque podía mejorar) además quise hacer dos tartas más  diferentes por si querían probar otros sabores, una tarta de queso cubierta de mermelada de arándanos azul, y tarta de zanahoria pero la crema de queso de la cobertura la teñí de azul, para estar en consonancia con todo. 



A todo esto añadir botes con gominolas diferentes para los peques, todas ellas de color azul o blancas.
Bueno hasta aquí la mesa.

Ahora la tarta; pues estos días que he estado haciendo encargos para  comuniones, se me antojó hacer tarta de queso (en la comunión probé una mini porción  jejejej) y pensé que estaría bien que fuera de queso viejo, de queso curado, más bien lo pensaba porque tenía una cuña de queso que nos regalaron que estaba bueno pero no estaba de muerte y veía que se quedaba y no lo comíamos, digo esto lo gasto como sea jajaja el resultado ummmmmm una tarta apretada de queso que sabe a queso, vamos que ha durado 3 ratos jejejej. Además aún quedaba mermelada de arándanos que también la hice para la comunión y ufffff que pecado!!!! Bueno pues ahí va:



Ingredientes:
  • 160 gr de galletas
  • 65 gr de mantequilla
  • 250 gr de queso curado
  • 125 gr de azúcar
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 100 ml de nata para montar


Elaboración:

Lo primero que debemos hacer es engrasar con spray desmoldante o con mantequilla un molde desmoldable, el mio es de unos 18 cm, puede ser mayor pero la tarta saldrá mas bajita. Yo ademas la base del molde antes de engrasar la cubro con papel de hornear, así me resulta más rápido el desmoldado.

Poner el horno a precalentar a 150º

Ahora vamos con lo importante, jeje, debemos triturar las galletas hasta que quede tipo polvo, a continuación derretir la mantequilla y añadirla a la galleta y remover debe quedar ligeramente humedecida y si apretáis con una cuchara se queda como apelmazada, ahora verter sobre el molde e ir aplastando contra el fondo del molde con una cuchara, o con el culo de un vaso o con los dedos, además si ponemos un montoncito mas y aplastamos en la pared del molde quedará como este mio de la foto con galleta por los lados y queda mucho mas bonito :)  . Meter en el frigorifico mientras hacemos el relleno de la tarta.

Debemos picar el queso curado, yo lo pasé por la picadora tal cual, bueno a trozos pequeños para no cargarme el motor jajaja, y reservamos.



A continuación en el vaso de la batidora, si es grande, si no un bol grandecito, ponemos los huevos con el azúcar y batimos con la batidora, vamos la "minipimer", un poco, sin pasarnos justo hasta mezclarlos, seguidamente añadir poco a poco el queso rallado, intercalando con la nata, y dejando descansar la batidora, es algo espeso, hay que ir con cuidado, por no sobrebatir la mezcla pero sobre todo por no quemar la batidora si no tiene mucha potencia.

Verter el liquido en el molde de la galleta que teníamos en el frigorífico y meter al horno unos 20 minutos que como dijimos debe estar a 150º , pasado este tiempo bajar la temperatura a 120º y seguir horneando unos 50 minutos mas. Debes ver que está doradita por los filos pero en el centro aún un poco tipo gelatina que se mueve, me entendeis no?? Cuando termine este tiempo abrir un poco la puerta del horno, ya apagado, y dejar la tarta dentro entre 30-45 minutos. ¡¡¡¡ con la puerta entreabierta!! 
Luego enfriar completamente fuera del horno y cuando esté completamente fria meter al frigorifico. Está mejor si la dejas de un dia para otro, cuaja mas ;) 

Para desmoldar, pasar un cuchillo por el filo, para separarla y que no se rompa al abrir el molde. 

Y servir!! Está deliciosa sola, pero con mermelada está de muerte!!!!







Yo le puse mermelada de arándanos azul que hice para la comunión también!!!

Nos vemos a la próxima!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario